Make your own free website on Tripod.com

Essays by KT
La figura de la madre
Home
Affirming Diversity
Which Way Home
Mis experiencias con español
La figura de la madre
La redención
Manifestations of the Divine Brahma
The Six Models of the Church
Screwtape
Affirmative Action
Poverty
A Friend Is
A persuadir
Aprovecha el día
Armas de fuego
Asperger's Disorder
ASDs: Autism
Black Friday
Book Intro
Big Boys Dont Cry?
Cancion del pirata
Cell Phones
Cathedral Within
Change the World
Child Care
Civil Society
Community...
Conscience
Christian Family
Organ Donation
Deanne Bray
Don't
Time
Drug Testing
Memoria
Faith in Narnia
Fast Food?
Foundational...
Friends?
Guns and Games
Grenz Review
The Odyssey
I Am
Jesus the Christ
Keep the Laws!
Koinonia
La ciencia
La inmigración
Louis Braille
Marriage Reflection
Maria...
Media/Self-Image
Mi lugar de refugio
My Life (Erikson)
Morality
My Special Place
Ranas
Reflection -Marriage
Romance sonámbulo
Paul/Community
Public-service values
Philosophy/Christianity
Semana Santa
Smoking
Solidarity
Spe Salvi
Surprise!
Teen Suicide
Thanks/Adoration
Un Santo legendario
Better World
The Four Loves
"Jesus Freak" Picture
Mona Lupe
Mother of Jesus
Holy Eucharist
Religión en Niebla
The U.S. Economy
Todo es regalo
Trip to NY ...
True Friends
Una lección
Unlikeliest Friends
Santo legendario
Vs. and Verses
What's the Diff?
Walsh Review
Means to be Human
Million dollars
Witnesses
9/11

21/09/11

SH 370

            El libro “La Travesía de Enrique” demuestra bien cómo es muchas veces la relación entre un hijo y una mamá quienes han estado separados por mucho tiempo y mucha distancia. Cuando la mamá, Lourdes, se va, su hijo, Enrique, solo tiene cinco años. Su opinión e imagen de su madre es como un chico de cinco años se ve a su mamá: como un modelo de conducto y una madre casi perfecta. Es típico que un chico de esa edad se pone mucha confianza en su mamá. Aunque no siempre le gusta el castigo recibido por la mamá, todavía la ama. Cuando Lourdes se va, Enrique tiene la esperanza y la promesa que ella va a regresar pronto. Cada año que ella no regresa, Enrique todavía tiene esa esperanza pero la es cada vez menor; decide que él tiene que va a su mamá. Quiere ver a su mamá para ver si ella aun lo ama ya. Durante los años de separación, unas de las únicas imágenes que Enrique tiene de su mamá es la persona que era cuando ella se fue. Esta imagen incluye la relación pasada entre Enrique y Lourdes. El problema con este es que los dos han cambiado muchísimo durante los años. Aun si ellos no han estado separado por tanto tiempo, no tenería la misma relación que cuando Enrique tenía cinco años.

            Sin embargo, con la distancia, y no madre presente, es típica que el hijo crea una imagen perfecta de su mamá quien no está. Esa imagen viene en parte de la imagen que él tuvo de ella cuando tenía cinco años. Pero esa imagen está desapareciendo. “Enrique era tan pequeño cuando ella se marchó que apenas puede recordar su aspecto: cabello rizado, ojos color chocolate” (Nazario 150). Esa misma imagen también viene de la imagen cultural de una madre, concretamente,  la Virgen de Guadalupe. La Virgen es la madre perfecta. Tiene buenos morales y una gran devoción familial. También, ella es pasiva y honorable. Esta imagen de una madre es tanto arraigado en la cultura de Enrique que porque su mamá no está, esta es la imagen que él tiene de su mamà: una madre perfecta. También, porque la Virgen de Guadalupe solo es una figura a Enrique, él tampoco entiende que significa la palabra perfección. Entonces, la imagen de su mamá que él se forma es una de quien será la madre perfecta para él.

            Cuando Enrique y otros niños migrantes salen en sus aventuras para encontrar sus mamás, ellos tienen este concepto falso de sus mamàs como personas perfectas y madres perfectas. Todavía piensan en ellas como pensaban en ellas cuando ellos tenían muchos menos años. Recuerdan las cosas buenas de sus mamás y se fabrican el resto de quienes son ellas basadas en la mejor imagen que tienen de una madre: la Virgen de Guadalupe. No tienen muchas otras cosas en que pueden basar su imagen. Solamente han oído la voz de la mamá unas cuantas veces desde la salida. No han visto a ella desde cuando se ve. Reciben dinero y a veces regalos de sus mamás. Otro de esto contacto mínimo ellos no conocen nada de su mamà verdadera. Entonces, cuando ellos se van a encontrar sus mamás, tienen una imagen falsa de su madre.

            Cuando finalmente se encuentran uno al otro, no es como pensaron. No son las mismas personas como antes. Ambos las madres y los niños han cambiados muchísimos durante sus travesías. Los chicos encuentran a sus madres quienes también han formado imágenes perfectas de sus hijos. Hay que reconocer uno a otro; esta vez con expectaciones idealistas. Es difícil en una relación cuando las personas tienen tantas expectaciones del otro porque causan que las personas no sentir como puede ser sus mismos de verdad. Estas expectaciones injustas causan muchas malentendidos entre las madres y los hijos; por eso, crea mucho dolor.

            Es común que la madre quiere tratar a su hijo como era todavía un niño porque este es como conoce a él: como el niño que era cuando ella se fue. También, trata él como un niño porque ella ha faltado la niñez de él. Esa fue muy difícil para Enrique porque él ya se ha encontrado con muchísimo en su vida; no era un niño nada más. También, no creía que su madre tenía ningún derecho tratar a él como su hijo porque ella no ha estado para él. Cuando era niño, no entendía porque ella se fue; solamente entendía que ella no estaba. Por eso, sentía mas el dolor de la salida y no tantas veía las aventajes de la. Este dolor todavía existe en Enrique. Todavía no entiende completamente la posición que tenia que hacer su mamá.

            Por causa de este dolor y otras cosas, Enrique dice malas cosas a su madre. Un ejemplo es cuando él dice a ella “Yo sé que tú no me amas. Por eso me dejaste allá” (Nazario 272). Otra causa por esas palabras puede ser que él todavía no entiende completamente la decisión de su mamá. Otra causa es que él está viviendo con su madre verdadera y no su madre idealista. Enrique, como muchos niños migrantes, encuentra que su mamà no es como se imagine y él no es como se imagine su mamá. La cambia de la relación desde un niño y una madre hasta un joven y una madre puede ser difícil en general. Es aun más difícil cuando no han estado en contacto por muchos años.

            Es difícil en la relación entre una madre y un hijo cuando ella se va. Ella quiere proveer para su familia. Él no entiende completamente. Los dos crean imágenes idealistas uno del otro. Es una realidad triste. Toma tiempo cicatrizar esas heridas profundas.

Enter supporting content here